Mar 31

Oratoria de Cuaresma

Hermanos: ¡Paz y Bien!

Entramos en los últimos días de esta Cuaresma de 2020, tan diferente a la de otros años por causa de la pandemia del coronavirus, que todos estamos viviendo. Antes que nada debemos pedir al Señor, Santísimo Cristo de la Salvación, que cogidos de la mano de nuestra Madre, Ntra. Sra. de la Soledad, no nos dejemos vencer por estas circunstancias tan adversas, sino que estos malos momentos nos sirvan para acercarnos más a Dios y para confiar más firmemente en Él, seguros de que el Señor jamás va a abandonarnos, como nos dice en el Evangelio: "Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo" (Mt 28, 20).

En estas circunstancias tenemos que volver a recordar que el tiempo cuaresmal es preparación para la Pascua de Resurrección de Cristo, su victoria definitiva, escatológica, sobre todo lo malo, incluso sobre la muerte. La Resurrección del Señor Jesús es lo que da sentido, verdadero y profundo, a todo: pidamos, pues, a nuestra Madre la Virgen que, como ella, acojamos toda nuestra vida, con sus cosas buenas y sus cosas malas, en nuestro corazón creyente, particularmente lo que no somos capaces de comprender porqué sucede (cf. Lc 2, 48-51); (recordemos que cf. es una abreviatura, que viene del latín, y significa "confróntese", o sea que lo que estamos diciendo se puede confrontar, esto es, comprobar en el pasaje bíblico que se pone).

Tengamos, hermanos, la plena seguridad de que Dios nos quiere infinitamente (como ni siquiera podemos hacernos idea) y, por tanto, desde la fe verdadera y profunda, "todo nos sirve para el bien" (cf. Rom 8, 28), aunque no lo entendamos mientras estemos en este mundo. Y es que "(nada ni nadie) podrá apartarnos nunca del Amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro" (cf. Rom 8, 35-39).

Con el fin de permanecer unidos "Todos junto a la Madre y bajo la Cruz", para estos últimos días de Cuaresma, hemos preparado un material oracional que nos puede ser especialmente útil, de un modo particular en esta situación de pandemia que estamos padeciendo. De esta forma, deseamos completar la senda iniciada con "Semillas de Paz y Bien"-CUARESMA (reflexión publicada en el Boletín de nuestra Hermandad y, por tanto, realizada antes de las circunstancias excepcionales que estamos viviendo), continuada con nuestro Retiro espiritual de Cuaresma realizado el pasado 27 de marzo; (asimismo, hacemos saber que en la página web de nuestra Hermandad, en "Áreas-Formación", hemos puesto enlaces para el rezo del rosario, del viacrucis, y otros de oraciones varias y formación e información franciscanas).

Hermanos, recordemos que nuestra Hermandad nació en el año 1656, precisamente a raíz de la epidemia de peste que asoló Sevilla en 1649: pidamos al Santísimo Cristo de la Salvación, por la intercesión maternal de nuestra Madre, Ntra. Sra. de la Soledad y la intercesión fraterna de San Francisco de Asís, que nosotros, hoy día, sepamos responder con sinceras y verdaderas fe, esperanza y caridad, como procuraron hacerlo aquellos hombres y mujeres que nos precedieron.

Un fuerte abrazo fraterno.

¡Que el Señor os bendiga a todos!

Fr. Luis Vicente García Chaves, O.F.M, Director Espiritual de nuestra Hermandad.

ORAMOS

Oración a Dios Padre

Padre nuestro, tú que eres bueno y todopoderoso, te pedimos confiadamente que la enfermedad no haga más daño a tus hijos y que pueda controlarse pronto la epidemia. Protege a los ancianos, a los trabajadores y a los pobres; devuelve la salud a los afectados y la seguridad a los lugares a los que ha llegado. Acoge a las personas que han fallecido a causa de este mal; conforta a sus familias, pueblos y naciones. Sostén y protege al personal sanitario que la combate e inspira y bendice a los que investigan por controlarla. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Oración a Jesucristo

Señor Jesús, tú que curas y sanas toda dolencia del cuerpo o del espíritu, nos sentimos atemorizados y desvalidos ante esta situación de emergencia sanitaria internacional; pero confiamos en ti, porque estás siempre con nosotros; devuélvenos la salud y la confianza para servirte y cumplir la misión que nos encomendaste. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Oración del papa Francisco a la Virgen

Oh María, tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y esperanza. Nosotros nos encomendamos a ti, salud de los enfermos, que ante la Cruz fuiste asociada al dolor de Jesús manteniendo firme tu fe. Tú, salvación del Pueblo de Dios, sabes lo que necesitamos y estamos seguros de que proveerás para que, como en Caná de Galilea, pueda regresar la alegría y la fiesta después de este momento de prueba. Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dice Jesús, que ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos, y ha cargado sobre sus hombros nuestros dolores para llevarnos, a través de la Cruz, al gozo de la Resurrección. Amén.

Bajo tu protección, Madre de Dios

Bajo tu protección nos acogemos, Santa Madre de Dios; no deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades; antes bien, líbranos siempre de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita.

Oración de San Antonio de Padua

Oh Dios, que te dignaste elegir a San Antonio de Padua, hombre justo y modelo de virtud, para socorrer a tu pueblo contra el mal y para llevar a muchos al amor a ti y al amor a los pobres y necesitados, concédenos, por sus méritos e intercesión, ser protegidos contra la epidemia que nos asola, y hacernos agradables a ti mediante la práctica de tu Palabra. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Oratoria, organizada por la Diputación de Formación. 

Comparte en tu red social

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to Twitter
volver arriba

 

escudo

Real, Ilustre y Franciscana Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Santa Cruz en el Monte Calvario,
Santísimo Cristo de la Salvación y Nuestra Señora de la Soledad

C/ Santas Patronas 43 Acc
41001 - Sevilla
954 22 58 74 whatssapp646453246
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Top of Page